Voluntarios de Unilever ayudan en el mantenimiento de Los Desiertos Verdes


Ayer, una docena de voluntarios de la multinacional Unilever han llevado a cabo tareas de mantenimiento en la montaña de Sant Ramon. La actividad ha coincidido con el Día Mundial del Medio Ambiente.

Durante la jornada han conocido un método para plantar árboles en que se utilizan las llamadas 'waterboxx', unas cajas de plástico que retienen agua para abastecer las raíces constantemente. En Viladecans ha servido para replantar bosques quemados, en el marco del proyecto europeo Life+ 'Los desiertos verdes'.

El programa de voluntariado de Unilever permite a sus trabajadores hacer una jornada de voluntariado cada año. En esta ocasión, se han encargado de retirar las malas hierbas y hacer surcos alrededor de los troncos de los árboles para que se pueda retener el agua de la lluvia. Lo han hecho en una zona que se quemó en 2010 y que se replantó hace tres años.

Desde el proyecto Los Desiertos Verdes queremos agradecer a todos los voluntarios por su aportación y entusiasmo, y esperamos volver a verles el próximo año. También agradecer a los técnicos del Ajuntament de Viladecans para la organización del evento.

Arriba el video (en catalán) que fue emitido por Viladecans TV y abajo algunas fotos de la jornada.