euroXpress: entrevista proyecto Life+ Los Desiertos Verdes

Entrevista con Sven Kallen, coordinador del proyecto Life+ Los Desiertos Verdes

Por Sergio Delgado

Ayudar a nuestros bosques. Ese es el lema del proyecto europeo, Los Desiertos Verdes, que permite reforestar mediante un novedoso sistema de riego. Está coordinado por la Universidad de Valladolid y co-financiado por la Unión Europea. La iniciativa, con una inversión de dos millones de euros, entra dentro de LIFE, un instrumento financiado por la UE de proyectos medioambientales y de conservación de la naturaleza, como también por algunos países participantes y vecinos. Desde 1992, LIFE ha co-financiado 3.115 proyectos, contribuyendo aproximadamente con 2.000 millones de euros a la protección del medio ambiente.

La selección de especies y sitios a plantar, la preparación de los Groasis Waterboxx (el punto fuerte del proyecto), la plantación durante los primeros dos años de unos 55.000 plantones de más de 25 diferentes especies con aproximadamente 25.000 Groasis Waterboxx, el mantenimiento, control y monitoreo de las plantaciones, la evaluación técnica de los resultados, la realización de diferentes informes y la diseminación de la información, son solo algunas de las partes de este proyecto que pretende parar la desertificación en algunas de las zonas más castigadas de España.

euroXpress ha hablado con Sven Kallen, Director General de Transfer Latin Business Consultancy y Coordinador del proyecto LIFE+ Los Desiertos Verdes

euroXpress.- Es un proyecto basado en la reforestación mediante unos recipientes llamados Groasis Waterboxx, ¿nos puede explicar su funcionamiento?

Sven Kallen.- El Groasis Waterboxx es un recipiente de agua que funciona como un anillo protector alrededor del árbol. Su depósito de 15 litros proporciona agua a la planta durante su primer año pero sin ninguna fuente adicional de riego. Se trata de un ingenioso sistema que permite atrapar el agua de la condensación nocturna producida por el rocío y las lluvias ocasionales, dosificándola con una cuerda. El diseño de esta 'caja mágica' evita que el agua se evapore en la parte superior, y de esta forma las raíces del árbol también quedan protegidas de los rayos del sol, vientos y plagas. De esta forma, las plantas no necesitan riego y podrán sobrevivir en zonas áridas o casi desérticas.

Conseguir que arraigue un árbol durante el primer año de vida es complicado. Precisamente durante esos primeros 12 meses es cuando el Waterboxx aporta el agua a la planta. Pasado ese tiempo se retira la caja ya que la planta habrá crecido sus raíces suficientemente profundo para llegar a la humedad. La caja se reutiliza para el siguiente plantón. En el proyecto LIFE Los Desiertos Verdes experimentamos con una nueva versión del Waterboxx de material biodegrabable.

eXp.- ¿Es un proyecto europeo de procedencia holandesa pero de aplicabilidad española?

S.K.- El concepto 'Waterboxx' fue ideado por el inventor holandés Pieter Hoff. Este nuevo método de “reforestación sin irrigación” ya se utiliza en más de 25 países. No obstante, el proyecto Los Desiertos Verdes se aplica en España y actualmente es el experimento más grande del mundo con esta innovación. Se engloba en el programa LIFE+ y en él participan nueve instituciones y empresas de la Unión Europea: la Universidad de Valladolid y su Fundación General; las diputaciones de Valladolid y León; AquaPro B.V (Países Bajos), Sylma (Bélgica); los ayuntamientos de San Mateo de Gállego (Zaragoza) y Riofrío de Aliste, y Transfer Latin Business Consultancy (Barcelona).

eXp.- Este nuevo método, ¿permitiría reforestar la parte del bosque español dañado en poco tiempo y a un precio más bajo?

S.K.- En España hay 15 millones de hectáreas en riesgo de desertificación y calculamos que con esta técnica es posible reforestar el país en 20 años a un coste muy bajo. El Groasis Waterboxx es un instrumento práctico sin costos de mantenimiento, capaz de resolver el problema de la mortalidad y mejorar los resultados de las plantaciones de árboles en áreas áridas y de sequía moderada, conseguir de un 15 a un 30% de mayor producción y reducir los costos y mejorar las ganancias de plantar árboles y arbustos con beneficiosos porcentajes.

eXp.- Tienen pensado reforestar importantes zonas verdes de aquí al 2015 de diferentes provincias españolas como Valladolid, Zamora, León, Zaragoza y Barcelona, ¿seguirán aplicándolo a otras zonas?

S.K.- El proyecto pretende demostrar en 2015 la sobrevivencia del 90% de lo que se ha plantado en 2011 y 2012 en las provincias mencionadas. La idea es recuperar zonas cuyo elemento común es que son muy secas y algunas áridas, aunque son diferentes en razón de su clima, tipo de suelo, altura, uso actual (desuso, escombrera, área de esquí, bosque quemado, agricultura) o árboles autóctonos.El equipo actuará sobre más de 65 hectáreas, plantando 55.000 plantones durante 2011 y 2012. Repartido en cinco puntos de la geografía española: San Isidro (León), Valladolid (Matallana-Tierra de Campos), Zamora (Ríofrío de Aliste), Zaragoza (San Mateo de Gállego-Los Monegros) y Barcelona (Viladecans-Sant Boi de Llobregat)

Es pronto para hablar de resultados porque aún estamos plantando. Hay que esperar un tiempo para demostrar su efectividad, pero de momento, ha sido un éxito en todos los ensayos que hemos llevado a cabo. El éxito que más nos ha sorprendido ha sido la sobrevivencia del 94% de los plantones en nuestro experimento en Los Monegros que plantamos en junio de 2010.Aparte del proyecto LIFE+, actualmente en España hay unos 20 experimentos pequeños también en Andalucía, Extremadura, Comunidad Valenciana y Castilla la Mancha. Los resultados son muy esperanzadores para el futuro. A nivel internacional ya se está probando con éxito en más de 20 países. Tanzania, Marruecos, Kenia, India, Chile, México, California, entre algunos ejemplos.

eXp.- ¿Cree que el estado español debería apoyar esta técnica?

S.K.- La desertificación en España crece 8% anualmente según el Ministerio de Medio Ambiente. Los efectos del cambio climático son cada vez más dramáticos para la agricultura, el turismo, y la vida en las ciudades. Los iniciadores de Los Desiertos Verdes esperamos que este proyecto sea solamente el comienzo de un programa de reforestación nacional mucho más ambicioso. Aplicar el Groasis Waterboxx a gran escala permitiría no solamente avanzar hacia una mayor reforestación en España, sino también a la creación de pequeñas industrias y de empleo a nivel local. Se contribuirá así con la instauración y consolidación de la "economía verde", una de las líneas prioritarias de crecimiento impulsadas actualmente por el gobierno español.

eXp.- ¿Conoce si se aplican técnicas parecidas en otros países de la Unión Europea?

S.K.- El Groasis Waterboxx se está probando con éxito en varios países en Europa. Por ejemplo en Francia se aplica en proyectos de reforestación en el sur, la restauración de antiguas canteras y en los viñedos para plantar nuevas cepas en líneas existentes (interplanting). En los Países Bajos se está teniendo gran éxito con verduras, como calabazas, en invernaderos sin irrigación.

eXp.- Cada año, los problemas de erosión y desertificación aumentan, muchos agricultores tienen problemas para acceder al agua y el cambio climático juega en nuestra contra, ¿son indispensables técnicas como esta para proteger nuestra naturaleza y por tanto deberían ser más apoyadas por las instituciones de todo el mundo?

S.K.- El proyecto 'Los Desiertos Verdes' no solo se propone lograr un aumento de la reforestación en España, sino que también aspira a originar un aumento de la creación de las pymes alrededor del sector agro-forestal. El fomento de una “economía verde” en Europa debería ser más apoyado por los gobiernos e instituciones para así concretar un desarrollo más sostenible y equilibrado para las futuras generaciones. Creemos que el Groasis Waterboxx puede jugar un papel importante en zonas (semi)desérticas.

A gran escala, permitiría a los países en vías de desarrollo utilizar terrenos de difícil explotación para producir alimentos, medicamentos, perfumes, madera y energía; combatir la erosión y capturar CO2, impulsar el desarrollo de industrias de servicios y la creación de puestos de trabajo.

Además, el desarrollo económico ayudará a mitigar la migración a las ciudades y el sistema podría ser financiado a través de microcréditos, ya que un pequeño agricultor no puede adquirir un sistema de irrigación por su elevado coste, pero sí puede comprar 10 Waterboxx (el coste de cada uno ronda los diez euros) ya que con diez de ellos se pueden plantar 100 árboles en 10 años).

eXp.- Se publicaba a finales de la pasada primavera que cada vez los incendios serán más largos y perjudiciales cada verano, ¿estamos preparados para ello?

S.K.- La prevención de incendios requiere enormes esfuerzos y será clave trabajar en temas de educación y promover el bosque como una fuente de producción de alimentos, medicamentos, perfumes, madera y energía. Después está el tema de la restauración de zonas afectadas por sequia o sobre-explotación donde hay mucho que ganar. Hoy en día muchos ciudadanos no parecen valorar la enorme riqueza de los bosques.

Dentro del LIFE, con Los Desiertos Verdes no sólo tocamos el tema de la diseminación y educación hacia el público general, sino también reforestamos activamente zonas afectadas por incendios, como en Viladecans-Sant Boi de Llobregat (Barcelona,) donde el año pasado se quemaron 40 Ha. Nuestro proyecto allí restaura unas 5 Ha. y lo hace además con gran visibilidad hacia los ciudadanos.

Las posibilidades que ofrece el novedoso sistema Groasis Waterboxx son inmensas, aunque la erradicación de alguno de los más graves problemas que sufre la humanidad, el hambre, la pobreza y el cambio climático, se escapa a la voluntad de unos pocos. Pero sí creemos firmemente que iniciativas como ésta, pero a gran escala, permitirían a los países en vías de desarrollo utilizar terrenos de difícil explotación para combatir la erosión y capturar CO2, impulsar el desarrollo de industrias de servicios y la creación de puestos de trabajo.

Este proyecto se completará con diferentes eventos como visitas educativas para escuelas rurales, eventos abiertos para toda la comunidad, dos jornadas destinadas a expertos en el tema junto con varias visitas técnicas al lugar de la experimentación, invitaciones y visitas especiales a agricultores locales con el fin de darlo a conocer y sensibilizar a la población.