LA OPINIÓN DE ZAMORA: Riofrío, Sarracín y Abejera reforestan sus montes con un sistema pionero de autorriego

CHANY SEBASTIÁN La Sierra de la Culebra y ribera del río Frío se han convertido en pioneros en la provincia de Zamora en el inicio de la reforestación de terrenos en peligro de erosión y desertización, sin riego, gracias al novedoso proyecto «Los Desiertos Verdes» que, dirigido por Sven Kallen y coordinado por Zacarías Clérigo, de la Universidad de Valladolid, utiliza el innovador sistema Groasis Waterboxx del holandés Pieter Hoff.


Riofrío, Abejera, Sarracín y Cabañas se unen así a un programa internacional que se está utilizando ya en 25 países de todo el mundo para luchar contra la desertización de ecosistemas en alto riesgo, entre ellos India, Marruecos, Ecuador, México, Baréin, Egipto, Omán, Etiopía y Kenia.


Entre los lugares donde se desarrollará en España está la ladera de la famosa estación invernal de esquí de «San Isidro» en León y en el desierto de «Los Monegros de Aragón. En total se plantarán 55.000 árboles y arbustos, de 25 especies, con 25.000 Groasis y en cada área al menos el 10% de ellos serán plantones testigo.


En el municipio de Riofrío se plantarán un total de 2.100 árboles. La primera plantación ya se ha realizado en la Sierra de la Culebra con 700 alcornoques, dentro del término de Sarracín, en un lugar abrupto y rocoso afectado años atrás por un incendio forestal. Para ello se ha contado con la colaboración de Medio Ambiente de la Junta que aportó las plantas y el equipo de agentes medioambientales. La segunda actuación se ha centrado en la restauración de la escombrera de la cantera de pizarra donde se han plantado matorrales: escobas. La tercera en Abejera con cerezos y tilos. En la foto a la derecha un guarda forestal plantando arboles con el Groasis WaterBoxx.


El proyecto «Los Desiertos Verdes» se ejecuta dentro del programa LIFE+ de la Unión Europea y reforestará un total de 63 hectáreas en las provincias de Valladolid, León, Zamora (Riofrío), Zaragoza y Barcelona. Su elemento común es que se trata de zonas secas e incluso áridas y desérticas. Su desarrollo entre 2010 y 2015 tendrá un coste de dos millones de euros (uno lo aporta Bruselas y el otro instituciones y empresas).


Los socios de «Los Desiertos Verdes» son la Fundación General de la UVA, AquaPro (Holanda), Universidad de Valladolid, diputaciones de León y Valladolid, Ayuntamiento de Riofrío de Aliste (Tradición Viva), Sylma, municipio zaragozano de Mateo Gallego y Transfer Latin Bussines Consultancy. De la investigación se hace cargo la Escuela de Ingenierías Agrarias de Palencia.


La caja Groasis Waterboxx ideada por Pieter Hoff cuenta con dos modelos alternativos: Uno normal de biopolímeros, biodregradable, para una sola vez, y otro de polipropileno que es reutilizable.


La primera actuación consiste en la preparación del suelo y la perforación con taladro mecánico del hoyo circular. Tras poner la planta o las semillas, y un cartón para que no crezcan las hierbas a su alrededor, se coloca la caja, de 25 centímetros de altura, que va unida con una mecha de 12,5 a la tierra para transmitir la humedad. Finalmente la caja se llena con 15 litros de agua. A partir de ahí la caja contribuye con la humedad suficiente a la planta manteniendo el nivel del agua, pues lo que se consume por el día lo recupera con el rocío de la noche, humedad del aire o a través de la lluvia.

Para ver la noticia haz click aquí