QUÉ: ¨LIFE+ Reforesta 63 hectáreas en cinco provincias españolas

Un equipo Universidad de Valladolid (UVA), coordinado por el profesor Zacarías Clérigo, instalará 25.000 'waterbox' en cinco provincias españolas, entre ellas Valladolid, Zamora y León, para reforestar 63 hectáreas de terrenos muy secos en peligro de desertificación.

La 'waterbox', ideada por el inventor holandés Pieter Hoff, es una incubadora de pequeño tamaño, con una tapa acanalada y una mecha en la base, que capta el agua del rocío y las lluvias ocasionales. La especie que se quiere plantar se coloca en la abertura cilíndrica del centro de la tapa y se alimenta gracias al goteo de agua que proporciona la mecha. De esta forma, desaparece la necesidad de riego.

Utilizando esta "económica" técnica, el grupo de la Escuela de Ingenierías Agrarias de Palencia pretende recuperar más de 60 hectáreas de tierras de Castilla y León, así como de Zaragoza y Barcelona, todas diferentes en cuanto a tipo de clima, suelo, altura, árboles autóctonos y uso actual pero con el denominador común de sus nulas posibilidades para el crecimiento de vegetación.

55.000 ÁRBOLES EN CINCO AÑOS

En total, se plantarán 55.000 árboles en cinco años con el objetivo de alcanzar una tasa de supervivencia del 90 por ciento sin usar métodos de riego artificial. En la Comunidad, está previsto actuar sobre 45 hectáreas de terreno, 23 de ellas en zonas de escombreras de Valladolid y Tierra de Campos, 12 en tierras agrícolas de Riofrío de Aliste (Zamora) y el resto en la estación de esquí de San Isidro (León).

De hecho, ya se ha comenzado a trabajar en algunos puntos, generalmente escombreras de las localidades vallisoletanas de Alcazarén, Íscar, Monasterio de Vega, Fuensaldaña, Roales de Campos, Melgar de Abajo, Castronuevo y en la Finca de Matallana, según ha explicado el director del proyecto.

El inventor del 'waterbox' asegura que en España hay 15 millones de hectáreas en riesgo de desertificación y que con esta técnica es posible reforestar el país en 20 años a un coste "muy bajo". Además, señala que este sistema se presenta como una fórmula para atajar el desempleo, con la creación de un millón de puestos de trabajo. "Prácticamente el 95 por ciento de las plantas ha sobrevivido", ha garantizado Clérigo.

El método ya se utiliza en más de 25 países, según Hoff, quien ha incidido en que la desertificación es un "problema mundial" y en la importancia de recuperar vegetación para acabar con las hambrunas. Estados Unidos, México, Ecuador, Marruecos, Egipto, Kuwait, Kenia, India y Etiopía son algunos de los territorios que ya han plantado los 'waterbox' y está previsto que China y las Islas Galápagos los incorporen a final de año.

En el proyecto, denominado 'Los Desiertos Verdes', se engloba en un programa LIFE+ y cuanta con un presupuesto de dos millones de euros. En él participan nueve instituciones y empresas de la Unión Europea: la UVA y su Fundación General; las diputaciones de Valladolid y León; AquaPro B.V (Países Bajos), Sylma (Bélgica); los ayuntamientos de San Mateo de Gállego (Zaragoza) y Riofrío de Aliste, y Transfer Latin Business Consultancy.

El equipo de la UVA, coordinada por Clérigo, profesor del Departamento de Ciencias de los Materiales, asume el peso de la parte investigadora. También participa el Área de Ingeniería Cartográfica, Geofísica y Fotogrametría y el Departamento de Producción Vegetal.